Situación del sarampión en España: nota aclaratoria

5 de Septiembre de 2018 - Publicado en PRENSA

Juan E. Echevarria (Centro Nacional de Microbiología- Instituto de Salud Carlos III)

La situación del sarampión en Europa se ha visto empeorada en los últimos años, obligando a posponer el objetivo de eliminación de la enfermedad a nivel continental. Sin embargo, según el último informe del Comité Regional Europeo de la OMS de Verificación de la Eliminación del sarampión y la Rubéola, realizado sobre datos de 2017, el 81%, es decir, 42 de los 47 estados miembros de la región europea de la OMS habían interrumpido la transmisión endémica el sarampión durante doce meses y en 35 de ellos, el 66%, se considera eliminado al haberse interrumpido de forma sostenida su circulación endémica. Sin embargo, 10 países aún son considerados endémicos: Bélgica, Bosnia-Herzegovina, Francia, Georgia, Alemania, Italia, Rumanía, Federación Rusa, Serbia y Ucrania. No habrá pasado desapercibida la inclusión en esta lista de algunos de los países más desarrollados de Europa.

España ha cumplido este año 36 meses sin circulación endémica de sarampión, con lo que la OMS considera en este informe la enfermedad como eliminada, tal y como han recogido los medios de comunicación recientemente.

Conviene recordar la diferencia entre erradicar una enfermedad, es decir, borrarla de la faz de la tierra, lo cual solo puede ser conseguido a nivel global, tal y como ocurrió con la viruela y esperamos que pronto pueda ocurrir con la polio y eliminarla de un territorio, que significa interrumpir la transmisión sostenida del agente patógeno, de manera que todos los casos que se registren sean importados o relacionados con uno importado. Por ello, hemos seguido viendo casos e incluso brotes autolimitados de sarampión durante 2018 y así continuará mientras tengamos en nuestro entorno grandes brotes activos.

El mantenimiento de la situación de eliminación requerirá, pues, mantener de manera muy activa las labores de prevención y vigilancia y de manera muy especial las altas coberturas vacunales que disfrutamos gracias a la colaboración de la población española. El mantenimiento del prestigio de la sanidad pública, la confianza en los profesionales sanitarios y la difusión de información veraz basada en el conocimiento científico son claves en esta tarea y la Sociedad Española de Virología quiere manifestar su decidido y activo apoyo y soporte.